Mi relación con la Fotografía

 

Comencé a fotografiar mientras estudiaba en la secundaria. Llevaba la cámara al colegio, fotografiaba en las vacaciones. Siempre en blanco y negro porque me gustaba revelar mi propio material. Monté un laboratorio en una pequeña habitación de la casa donde vivía con mis padres luego de hacer un par de cursos en el Fotoclub Argentino, en el Fotoclub Buenos Aires y en los talleres de Teófilo Dabbah. El trabajo de laboratorio siempre me apasionó. Trabajaba de noche, prendía la radio y experimentaba con distintas técnicas, muchas veces quedándome sin dormir.

Luego empecé a fotografiar para el Club Nautico Hacoaj y a los pocos meses comencé a trabajar y fotografiar en el Centro Cultural Rojas mientras seguía mi formación con Alfredo Willimburg y Julie Weisz en la Escuela Argentina de Fotografía (EAF).

Cuando conocí a Alberto Goldenstein, quise estudiar con él, hice su taller en el Rojas y más tarde participé de los talleres de Alicia Herrero, Nacho Iasparra y muy brevemente en el de Gabriel Valansi.

Visitar muestras, conocer artistas, mirar la obra de autores fotógrafos, viajar y por supuesto fotografiar (en gran medida por encargo) me han dado experiencia y autoconfianza para continuar en el camino y querer compartirlo con los demás.